Periodismoprofesional

Instituto Universitario de Formosa: carreras no acreditadas, intrigas políticas e inestabilidad laboral

El IUF dicta carreras sin acreditación de la CONEAU, no tiene cuerpos colegiados docentes o no docentes, no tiene gremios, celebra contratos por cuatro meses a docentes y censura a su Decano Normalizador.

Interior 23 de marzo de 2022 leonardo fernández acosta leonardo fernández acosta
IUF sin marca (3)
Insfrán en la IUF, sin acreditación de la CONEAU, sin cuerpos colegiados, sin gremios, negreando a docentes y sin darle participación al decano normalizador

En la jornada de este martes 22, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán dejó habilitada la refacción y ampliación del Instituto Universitario de Formosa (IUF), en Laguna Blanca este martes por la tarde.

El primer mandatario encabezó la ceremonia de inauguración de las nuevas obras de la institución y participó del acto de colación de 60 egresados de diferentes carreras de grado entre las que se encuentran, Ingeniería en Producción, Licenciatura en Turismo y Licenciatura en Ciencias Ambientales.

Pero hay una situación que tiene que ver con la vinculación del Instituto Universitario de Formosa que funciona en Laguna Blanca con la Universidad Nacional de Formosa de la cual sería una extensión y los títulos allí otorgados son avalados por esta universidad nacional.

Aún así, no tienen la acreditación de la CONEAU que es la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria es un organismo descentralizado que funciona en jurisdicción del Ministerio de Educación de la Nación.

Su función es asegurar la calidad de las carreras e instituciones universitarias que operan en el sistema universitario argentino por medio de actividades de evaluación y acreditación de la calidad de la educación universitaria pero esto no ha ocurrido en esta extensión universitaria.

Los profesores del Instituto solo tienen contrato (absolutamente todos) por cuatro meses, configurando uno de los lugares de mayor precariedad laboral en la provincia.

La acreditación es un proceso de evaluación de la calidad académica, complementario de la evaluación institucional y dirigido a su mejoramiento que tiene objetivos exclusivamente académicos, efectos sociales y eventualmente políticos, pero no jurídicos. En cambio, las atribuciones y responsabilidades del Ministerio tienen efectos netamente jurídicos. Por esta razón la no acreditación oficial no implica que el título no tenga validez oficial, algo muy raro pero que también ocurre en otras universidades.

Sin embargo de una situación que podría salvarse jurídicamente por un aval político del Ministerio de Educación, la otra situación irregular es que los profesores del Instituto solo tienen contrato (absolutamente todos) por cuatro meses, configurando uno de los lugares de mayor precariedad laboral en la provincia.

No hay órganos colegiados ni docentes ni no docentes, no hay gremios y una situación que ha pasado desapercibida para los formoseños que miraban el acto del día de ayer, la cual es que el decano normalizador del Instituto Universitario de Formosa, fue absolutamente censurado durante todo el acto, no dio un discurso y ni siquiera fue nombrado.

Se trata del Ingeniero Agrónomo y Esp. en Docencia Universitaria, Ramón Claudelino Aguilera que no figuró en ninguna parte del acto. Si lo hizo el rector. Esp. Augusto Palmetler.

Aguilera pagó los platos rotos de la mala relación entre Insfrán y Palmetler y las internas que encaró el encomendado por el gobernador, a la saga vicegobernador, Eber Solís para quedarse con los cuerpos colegiados y que no le saliera como esperaba, aún con la complicidad de la justicia federal. El decano normalizador estaba del lado del rector en la interna.

Como sea un acto, lleno de discursos sobre la igualdad de oportunidades, cuando veladamente se llevan a cabo unas salvajes internas para apropiarse del poder por sobre los cuerpos colegiados de la UNAF, los cuales Insfrán ni siquiera permite que existan en el Instituto Universitario que como casi todo en la localidad de Laguna Blanca, pertenece a la casta de los Insfrán.

Párrafo aparte, el resentimiento por la cautelar impuesta por la Corte Suprema de Justicia en la Comunidad La Primavera, cuando el gobernador nombró a Félix Díaz como responsable de que ese instituto no estuviera entre Laguna Naineck y Laguna Blanca, olvidándose del trasfondo de la lucha aborigen y nada menos que los dos formoseños muertos por la represión policial.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email