Leonardo Acosta creó la escuela, el correo y el registro civil en 1928. Ahora refaccionada y terminada hace 4 años no se inaugura

Interior 18 de junio de 2022 Por leonardo fernández acosta
Si hoy el correntino viera una escuela tan hermosa, inútil desde hace cuatro años, seguro no se quedaría con las manos cruzadas.
Leonardo Acosta
La escuela nueva se terminó hace cuatro años y todavía no la entregan

El maestro, Leonardo Acosta llegó a Yatay (Riacho Lindo) desde San Roque, provincia de Corrientes. Fundó la escuela con paredes de barro y techos de paja. Tenía 34 alumnos. Tuvo que recurrir a un intérprete porque todos hablaban guaraní sin embargo estaba decidido a enseñar, aún en el medio del monte.


Junto con la escuela el docente se hizo cargo del correo, del registro civil y la creación de la delegación policíal. En 1940 crea la capilla San Roque que perdura hasta el día de hoy, luego en 1942 construye una pista de aterrizaje que conecta comercialmente Yatay. Creó un consorcio caminero para trabajar en la ruta que hoy conecta al pueblo con la ruta 11.


La escuela creció hasta completar todos los grados y fue construida con material a través del plan quinquenal del gobierno de Perón. En 1972 le imponen el nombre de Leonardo Acosta a la escuela 68.

Ruptura con todo

En el mismo lugar donde se levantaba la vieja escuela la empresa Rio Construcciones refaccionó y amplió las instalaciones del edificio actual pero la desidia del gobierno, aún con la cantidad de millones en recursos ha llevado la calidad de los alumnos a cuando Leonardo Acosta recién llegó. Los chicos dan clase en un edificio que es un rancho, o sencillamente bajo los árboles.


Hace 4 años se terminó la escuela de Yatay pero no se inaugura por capricho del gobernador y su agenda. El pueblo no tiene Centro de Salud, no tiene estafeta postal, no tiene agua potable y si tienen una emergencia médica tiene que ir a 3 kilómetros si el camino está en condiciones.

   En este lugar están dando clases y debajo de los árboles porque no entregan la escuela terminadaCrédito: web

Como en tantos otros pueblos, a la Comisaría no le falta nada y curiosamente el día que El Comercial visitó la localidad tampoco había luz eléctrica por lo tanto no andaba en internet público.


Yatay parece haber retrocedido y el progreso no se ve en ningún lugar. No solo la hermosa escuela brilla por su inutilidad desde hace cuatro años sino la sala de salud en donde la maleza es el único testigo del abandono.


Los chicos seguirán dando clases con el frio, el calor y las lluvias en un rancho que no está en condiciones, mientras que desde el gobierno la despreocupación es el factor común cuando de emergencias como esta se trata.


El dispendio de millones en obras que son urgentes para las localidades del interior se diluye en la nada y los pobladores tienen más carencias en la actualidad que hace 26 años cuando con ningún recurso y solo con la ayuda de los pobladores un argentino hacía Patria y de corazón.

Si hoy Leonardo Acosta viera una escuela tan hermosa, inútil desde hace cuatro años, seguro no se quedaría con las manos cruzadas.

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar