Aborígenes formoseños son explotados en la cosecha en el departamento de Metán, provincia de Salta

Interior 30 de junio de 2022 Por leonardo fernández acosta
"No pueden tener a los aborígenes de Formosa en esa condiciones en un hotel en construcción de Metán porque es inhumano. Cuando salimos a trabajar a otras provincias nos pasa lo mismo y tratamos de buscar soluciones, pero esto se tiene que terminar porque la esclavitud se acabó hace muchos años", destacó uno de los trabajadores
96274_cosecheros_limon_salta
Por maleta entera de limones les pagan $90 y un cosechero promedio puede hacer entre 35 y 50 por cada jornada laboral. Algunos tienen experiencia y logran muchas más.

Trabajadores que se dedican a la cosecha de limones en el departamento de Metán, en Salta, aseguran que sufren explotación laboral, maltrato, falta de pago en término y falta de apoyo por parte de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).

"Uno de los principales problemas que tenemos es que las quincenas nos pagan en cuotas. Ya estamos por llegar a julio y todavía no podemos terminar de cobrar la primera quincena de junio. Somos cosecheros de limones que estamos trabajando en la zona de finca Santa Lucía", dijo uno de los cosecheros de Metán, que por razones obvias, no quiso hacer público su nombre.

"Aparte, sufrimos maltrato y no nos dan ropa, ni nada. Nosotros llevamos la comida y almorzamos tirados en el monte. Estamos abandonados y nuestros representantes de Uatre no aparecen nunca porque al responsable en la zona, el señor (Juan Carlos) Domínguez, no le conocemos la cara", destacó el trabajador.

"No podemos reclamar nada porque nos echan o nos suspenden y nos tratan como a ignorantes. Hay gente de Formosa, de Metán, de El Galpón, de General Guemes, de Joaquín V. González y de otras localidades y provincias. Le pagan a algunos y a otros no y eso genera internas entre los cosecheros, por eso nos hacen rotar en el campo, algunos días trabajamos y otros no", indicó el metanense, apoyado por otros compañeros.

Por maleta entera de limones les pagan $90 y un cosechero promedio puede hacer entre 35 y 50 por cada jornada laboral. Algunos tienen experiencia y logran muchas más.

"Nos depositan el 20%, a veces el 50% de las quincenas trabajadas, por lo que no cobramos en término y somos personas muy humildes que tenemos que mantener a nuestras familias. Desde el año pasado viene pasando esto y no tenemos el respaldo de nadie", sostuvo el cosechero.

"No pueden tener a los aborígenes de Formosa en esa condiciones en un hotel en construcción de Metán porque es inhumano. Cuando salimos a trabajar a otras provincias nos pasa lo mismo y tratamos de buscar soluciones, pero esto se tiene que terminar porque la esclavitud se acabó hace muchos años", destacó el trabajador, visiblemente indignado.

Vecinos de El Galpón también cuestionaron algunos lugares de alojamiento y las malas condiciones en las que viven cosecheros que llegan a ese pueblo desde otras localidades y provincias para trabajar en la cosecha.

Lo cierto es que se trata de un negocio millonario que en el medio tiene como protagonistas a intermediarios que llevan a humildes cosecheros de otras provincias a la zona.

"Nos tienen abandonados, no nos dieron nada de lo que nos prometieron. Nos pagan solamente algunos porcentajes y nos alojaron en Metán en un hotel en construcción en el que dormimos sobre tarimas con pequeños colchones. No hay puertas ni muebles; se corta el agua y no hay gas", dijo un cosechero de Formosa.

Dejan el hotel

Desde el martes por la noche las personas que trabajan en la cosecha de limones en la zona comenzaron a irse del cuestionado hotel en construcción ubicado en la zona del Balneario Camping Municipal, propiedad del concejal Luis Caillou.

Muchos de ellos son aborígenes de Formosa que no están en las condiciones adecuadas. Las imágenes y el video difundidos se viralizaron en las redes sociales. Hubo durísimas críticas y motivaron la intervención de instituciones como el Inadi y representantes de Limoneros Autoconvocados de Tucumán.

"El hotel en construcción está siendo desocupado y no se ha cometido ninguna irregularidad porque yo he alquilado una propiedad privada", dijo el concejal Caillou.

"Hasta el 30 de junio no debe quedar nadie. No hay ninguna responsabilidad de mi parte. En todo caso los reclamos se deben hacer a los responsables del alquiler", dijo el edil que compró hace algunos años el terreno a la Municipalidad para que funcione un hotel y no para alquilarlo irregularmente, sin ningún control, para que vivan temporalmente trabajadores en condiciones infrahumanas.

"A esto lo vengo haciendo con mucho esfuerzo y necesito apoyo. Ya hice una importante inversión y ahora voy a vender una propiedad para poder inaugurar la recepción, en la planta baja, con quince habitaciones, antes de diciembre", destacó el concejal Caillou, quien días antes dijo a la prensa que es víctima de "un ataque político".

"Vamos a hacer la denuncia"

"Estamos muy preocupados en Tucumán por la situación que están pasando estos cosecheros de limones en Salta. Los tienen en condiciones infrahumanas y lo peor de todo es que el dueño de este hotel, en el que tienen a la gente tirada en el piso, es una autoridad", dijo Miguel Rubén Albornoz, quien es referente de Limoneros Autoconvocados de Tucumán.

"Ahí tiene que haber una inspección por parte de la Municipalidad para poder habilitar ese lugar. Pero se lavan las manos al decir que es privado y eso es algo inaceptable", remarcó. /El Tribuno Salta

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar