Insfrán con la Liga de Gobernadores: temen que la economía y la pelea entre Alberto y Cristina se los lleve puestos

Nacionales 27 de julio de 2022 Por leonardo fernández acosta
Los gobernadores ven con preocupación el futuro de sus provincias. Sus aspiraciones electorales en algunos casos se diluyen y temen que la grieta interna dentro del Gobierno se los pulverice.
liga-gobernadores
Los gobernadores peronistas ven su futuro electoral atado al fracaso económico y la disputa de poder entre Alberto y Cristina

El enojo crece. Viajan a Buenos Aires en distintos días para verlos, porque juntos, es imposible. Si es para ver al Presidente, en los primeros días de la semana. Si la cita es con la vice, los últimos... "¿No es posible coordinar la agenda para que tengamos que viajar y dejar la provincia una sola vez?", se preguntan. No. 

Es así. La grieta divide al Gobierno, al PJ en las provincias y hasta a las agendas de los gobernadores. Algunos aseguran tener obra pública frenada, pero ninguno lo cuenta oficialmente: "Hablamos con Alberto, nos manda a hablar con Cristina. Hablamos con Cristina, nos manda a hablar con Alberto. El que tiene que firmar es Alberto, pero nos dice: 'Y, viste cómo está todo. Hablá con Cristina'".

En términos económicos, la preocupación es mayúscula. Por eso vuelven a reunirse, esta vez en el Consejo Federal de Inversiones. Iba a suceder en Bariloche. Pero a último momento el punto de encuentro pasó a ser la Ciudad de Buenos Aires. De todos modos, no es la coyuntura de los mercados y la situación individual de cada provincia lo único que los desvela: su futuro político también.

Temen que la grieta entre Alberto y Cristina se los lleve puestos en medio del ciclón de un gobierno que no creen que pueda aspirar a un nuevo período de ningún modo: "Así como están las cosas, imposible, no hay chance. Solo un milagro los podría hacer ganar en 2023".

Algunos de los mandatarios ven imperiosa la necesidad de cambios. Están quienes creen que podrían expresarse en el Gabinete, pero no consideran de todos modos que haya nombres que puedan jugar más para ellos que lo que hoy lo hace el tucumano Juan Manzur. Frente a la posibilidad del desembarco de Sergio Massa, el presidente de la Cámara de Diputados en la Casa Rosada, no se muestran confiados. 

Los gobernadores comenzaron a juntarse en el medio de la batalla que juegan Nación y Ciudad en la Justicia por los fondos coparticipables. Pero la crisis los obligó a hacerse escuchar juntos: "No queremos que descuiden nuestros pedidos ni nuestros objetivos de obras. Pongan a quien pongan que a nosotros no nos afecten".

Los 18 gobernadores que se juntarán este miércoles contarán seguramente con la presencia del Jefe de Gabinete nuevamente o del ministro del Interior. En la Rosada saben que no podrán oponerse a que desdoblen y adelanten las elecciones quienes quieran hacerlo, pero buscan que lleve el mayor rédito posible a quien sea el designado por la famosa "lapicera". 

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar