Acá no ha pasado nada: médico relacionado al poder a punto de ser sobreseído por presunto abuso sexual

Locales 23 de enero de 2023 Por leonardo fernández acosta
Una causa emblemática en donde se dieron todas las características enumeradas claramente en un abuso o acoso laboral relacionado a un profesional médico, al inicio de la feria judicial, ya habría tenido una potencial resolución de "falta de mérito".
tribunales
Cuando el poder mueve relaciones para defender a un miembro caen por tierra los relatos de la lucha contra la violencia de género

El acoso sexual denunciado se dio  en varias oportunidades cuando se desempeñaba en la Asociación de Prestadores de la Salud, APS (según la denunciante) y más allá de las situaciones puntuales de cada una de ellas,  los hechos forman parte del "manual del acosador" quien valiendose de ser un superior jerárquico, jefe o empresario, condiciona a la víctima a situaciones de abuso sexual, acompañadas de posteriores repercusiones negativas o positivas, si esta cede o no ante los chantajes explícitos del jefe.

Las repercusiones negativas si la víctima no accede a la extorsión, en general tiene como consecuencia que el abusador, debido a su poder de decisión en la Asociación, afecte las condiciones laborales de la víctima.

Inmediatamente de la negativa a los "avances del jefe", lo que continúa es el "mobbing" que es el conjunto de acciones continuadas de violencia psicológica injustificada (insultos, humillaciones, menosprecios, aislamiento, difusión de rumores, etc.) para que la víctima se sienta realmente mal en su ambiente de trabajo.

Cuando procede la denuncia en la justicia ante lo insostenible de la situación  y la víctima ha pasado por todas las etapas, haber sido chantajeada con contenido sexual, soportar las insinuaciones, ser tratada de manera denigrante u obscena, haber sido sexualizada en perjuicio de su actividad o capacidad laboral y sin su consentimiento (inclusive con bromas o comentarios de sus compañeros de trabajo que hasta la responsabilizan por la situación) viene la segunda parte de la historia de terror, la revictimización. No recibe ayuda de sus compañeros de trabajo por presiones respecto de la estabilidad laboral, salvo contadas excepciones y finalmente la terminan echando perdiendo también su fuente de ingresos

El acusado por presunto abuso sexual, sigue ocupando cargos en la mutual y se trata del médico Celedonio Martínez quien aparte goza de los favores en la mediación de nada menos que el Ministro de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez, quien intentó frenar el escándalo mediante su hermano ofreciendole tres meses de sueldo para que no hiciera ninguna denuncia.

Mutual de Salud: "No le puedo decir a las chicas abusadas "anímense y denuncien" porque después vivís un calvario"  

El potencial tráfico de influencias se extiende ahora a la justicia en donde no ha se ha movido un papel y ya habrían adelantado para tranquilidad de Celedonio Martínez , que al iniciar la feria judicial a fines del año pasado, la "falta de mérito" se anticipaba como un regalo para el de navidad.

El Ministro Gómez que no pasa por un buen momento, estaría decidido a no soltarle la mano al compañero Martínez, (no está por demás aclararlo, era el único que frente a APS, le prestaba atenciones a los afiliados del IASEP, mientras FEMEFOR Y ACLISA pedían actualización de honorarios),  por lo que la víctima no solo sufrío lo denunciado sino que ahora tiene que defenderse en absoluta desventaja contra el Poder Ejecutivo, además del  Poder Judicial.

La Secretaría de la Mujer, aclaró que nunca fue participada del hecho pero si hay algo que certifica que no participará aún tratándose de un caso testigo, es el involucramiento de funcionarios del gobierno de Insfrán. Y a pesar de los hechos denunciados, el Dr. Celedonio Martínez tendría ínfulas, no solo de seguir manejando los fondos de APS sino además de ser favorecido con un cargo jerárquico en el MDH.

"Sé qué desde arriba están protegiendo a este infeliz"  

El caso volverá a activarse en el mes de febrero cuando finalice la feria y la aparición de un nuevo abogado en la causa (no relacionado al poder) promete romper con la grosera censura del hecho en la primera persona de la víctima.

Un caso que por lejos derrumba estrepitosamente la hipocresía del gobierno de la provincia acerca de los derechos de género, tapando con relato, discursos y miles de millones gastados en cursos de actualización, un supuesto abuso sexual, porque el aparente responsable es de las huestes del oficialismo.

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar