Pegoraro dijo que Formosa tiene equilibrio fiscal, con altísima dependencia de fondos nacionales y recorte en los salarios de los estatales

El ahorro que produce Formosa en sus cuentas no es bueno, ya que hay un montón de demandas sociales que siguen sin cumplirse, a pesar de que el gobierno tiene el margen de recursos para invertir en solucionarlos.

Locales Por: leonardo fernández acosta 02 de agosto de 2021
WhatsApp Image 2021-05-19 at 8.46.36 AM
WhatsApp Image 2021-05-19 at 8.46.36 AM El gobierno de Insfrán tiene los recursos suficientes para cubrir las demandas sociales pero no lo hace provocando un ahorro negativo

En una nota para el Diario de la Región, el director de la consultora Politikon-Chaco, Alejandro Pegoraro dialogó con el Diario de la Región sobre como ha sido el contexto económico que debieron sortear durante el 2020 y 2021 las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones.

“El análisis que debemos hacer no es solamente centrándonos en el cómo estamos, sino de dónde venimos; y acá yo hago una división en dos partes. En primer lugar, en lo que tiene que ver con las cuentas públicas y en segundo lugar lo referido a la actividad económica.

Lo primero significa el estado en el cual están las finanzas de las provincias de la región, y en este aspecto observamos que no solo en el NEA, sino en todo el país hubo un enorme pasivo durante el 2020, dado que nos agarró una pandemia en el marco de una crisis que estaba presente desde el 2018, con el inicio de la rescisión económica. Por lo cual la pandemia fue un desafío para ver como las provincias afrontaban no solo el sostenimiento de la actividad económica, sino a la vez hacer frente a la emergencia sanitaria, lo cual obviamente implicó una fuerte respuesta del Estado nacional en termino de recursos”, contextualizó Pegoraro.

Formosa con altísima dependencia

En cuanto a Formosa históricamente ha sido equilibrada desde lo fiscal, con superávit (primario y financiero) desde hace 15 años. Esto se debe a su política de ahorro. Cabe aclarar que cuentan con una altísima dependencia de recursos nacionales, tanto por coparticipación como por asistencia financiera por fuera de ésta, pero además la provincia concentra su gasto presupuestario en lo que se conoce como funcionamiento del Estado o el gasto corriente (bienes de consumo, pago de salarios, etc) y lo hace de forma relativamente moderada.

Cuando menciono política de ahorro, no lo resaltó como algo necesariamente bueno, ya que hay un montón de demandas sociales que siguen sin cumplirse, a pesar de que el gobierno tiene el margen de recursos para invertir en solucionarlos. Un ejemplo puede ser como durante la pandemia el Ejecutivo centro el ajuste del gasto recortando ferozmente el salario real de los trabajadores estatales”, indicó.

 Chaco con gasto descontrolado

Adentrándose en el primer año de pandemia de cada provincia, el entrevistado sostuvo que cada una tuvo realidades muy distintas, pero en lo que refiere a Chaco, “es la más complicada en términos fiscales. Chaco es una provincia con una gran masa de recursos que ingresan a nivel nacional, y cuenta con una importante recaudación propia, sin embargo, lo que hizo la pandemia fue tirar hacia abajo esta recaudación. Esto te marca que el nivel de actividad fue muy bajo, registrándose un ritmo de crecimiento bastante moderado”.

A su vez, Pegoraro remarcó que, “la política de gasto provincial se puede definir como descontrolado, ya que mes a mes el gobierno provincial se concentra un alto gasto en lo que se refiere al ‘gasto corriente’ (bienes de consumo, pago de salarios, etc), pero que pese a esto no está satisfaciendo determinadas demandas sociales que son muy importantes como es la cuestión salarial. Porque si bien los últimos anuncios que se hicieron desde el Ejecutivo indican que se está llevando el salario de los empleados públicos de diferentes niveles hacia un incremento por encima de la inflación estimada para fin de año; lo cierto es que desde el 2016 los sueldos de los estatales no ha tenido un crecimiento real, por lo cual apreciamos una falencia muy fuerte.

Por otro lado, en lo que tiene que ver con el gasto de capital, es decir lo referido al desarrollo, en especial de infraestructura. Aquí se mantuvo en niveles relativamente altos, pero el problema es que no se está solucionando necesidades más básicas como por ejemplo lo referido a viviendas. Cabe mencionar que es cierto que el Estado ha invertido mucho en obra pública con reformas de registros civiles, centros de salud, etc; que, por supuesto es importante, pero hay otro punto que tiene que ver con la infraestructura que aun no se ha resuelto

Además, el Chaco tiene el mayor nivel de deuda pública de toda la región, con una deuda superior a los 50 mil millones de pesos. El año pasado el pago de los servicios se redujo mucho, en términos generales, y esto implicó que el Chaco entre en default, por lo cual tuvo que pagar una parte de su deuda para renegociar con los acreedores externos y recién hace uno o dos meses logró finalmente reestructurar la deuda en dólares que tiene. La cuestión es que ahora en agosto la provincia afronta el desafío de presentar el primer pago de esta deuda, lo cual implica abonar un monto bastante importante, así que afronta un reto a partir de ahora, ya que lo que se ahorró -por llamarlo de algún modo- de pagar el año pasado esa primera cuota de deuda (venció en febrero del 2020) ahora hay que volcar en el pago de la deuda.

Por eso en términos generales el Chaco terminó el 2020 con un déficit financiero que fue muy pequeño, porque la realidad es que mejoró mucho respecto a lo que mostró en 2019, el cual fue relativamente alto. Pero cuenta con un desequilibrio fiscal que genera en algún caso un obstáculo para encarar la gestión presupuestaria que apunte a solucionar los problemas estructurales».

 Corrientes con un desequilibrio en las cuentas

En cuanto a la provincia correntina, Pegoraro apuntó a una realidad más cercana a la del Chaco, “En Corrientes hace varios años se aprecia un desequilibrio en las cuentas públicas. El año pasado terminó con un déficit fiscal muy importante, ya que tuvo un incremento de recursos, pero el gasto creció mucho (sobre todo cuestiones de infraestructura); sin embargo, Corrientes cuenta con una ventaja, la cual es el bajo nivel de deuda pública, con lo cual se genera un mayor margen de gasto. Además, tampoco debe en dólares, ahorrándose los dolores de cabeza que significan estar al tanto de la volatibilidad del tipo de cambio. Pero hay que mencionar que este déficit financiero es por una decisión política, ya que el Estado cuenta con desequilibrio, pero orienta su gasto a cuestiones que tienen que ver con el desarrollo, en lugar de al gasto corriente como en los casos anteriores”.

Misiones es la cenicienta de la región

En cuanto a la provincia de la tierra colorada, Pegoraro destacó el gran crecimiento económico que registro en estos dos años, “Misiones es la cenicienta no solo de la región, sino de todo el país. Porque mientras las provincias se estaban derrumbando en el periodo más complicado de la pandemia como fueron los meses de abril y junio del 2020, en Misiones las medidas que se tomaron beneficiaron fuertemente a la economía local. Esto se dio principalmente por el cierre de fronteras, ya que históricamente Posadas y las localidades aledañas han competido a nivel comercial contra Paraguay y Brasil, pero ahora todo el dinero que se volcaba a los países vecinos con el cierre de fronteras quedó en la provincia, lo cual implicó un boom en la economía local, reflejándose en un montón de indicadores, sobre todo la recaudación de la provincia por los puestos locales que creció de manera exorbitante.

Es por esto que Misiones se convirtió en una provincia que estuvo en el 2020 muy holgada en lo fiscal, terminando el año en superávit, lo cual le permitió al gobierno tener un fuerte incremento del gasto ,sosteniendo programas de fomento al consumo.

Además, ha tenido una fuerte inversión en infraestructura, es decir que la pandemia terminó beneficiándolos desde el punto de vista fiscal y financiero, lo cual la llevó a una situación de liderazgo absoluto en términos de rendimiento económico”.

“En 2021 el desafío es crecer

Por último, Pegoraro puntualizó que lo que deben buscar las provincias no solo del NEA, sino de todo el país es empezar a acrecer y ya volver a tomar como guía los indicadores previos a la pandemia.

“En términos generales, 2021 inició con las provincias del NEA pudiendo sobrellevar la pandemia no solo por medidas efectuadas, sino también porque han recibido muchos recursos en materia de asistencia financiera de parte de Nación por fuera de lo que es coparticipación. Esto hizo que las arcas provinciales estén un poco más tranquilas para gestionar el gasto, pero ya aparentemente pasada la peor parte, el desafío ahora empezar a crecer, pero ya comparando con los indicadores prepandemia.

Ya comenzamos a ver ciertos indicios, por ejemplo, en el primer semestre de 2021, Misiones y Chaco muestran una recuperación bastante importante, basándonos en indicadores fundamentales como por ejemplo el empleo, la actividad comercial minorista en diferentes niveles, patentamiento, etc.

Corrientes, en cambio cuenta con indicadores más volátiles, con algunos meses en caída y otros en alza, es decir que todavía no está acomodada su actividad económica

Y en Formosa se da el caso que el último trimestre del 2020 tuvo un buen comportamiento en lo referido a la actividad económica, mostrando cierta recuperación; sin embargo, finalizando el segundo trimestre de este año, la economía se retrotrajo exhibiendo datos de desempeño muy negativo, al menos en la primera etapa de este 2021”, finalizó.

Te puede interesar

De manera tardía la vuelta a la escuela recarga en los docentes las tareas de sanitización y diagnóstico de un proceso de "des-aprendizaje"

Hoy es el primer día de tantos para empezar a evaluar el daño causado por una de tantas malas decisiones del gobierno de Gildo Insfrán, una vez con el diagnóstico que por supuesto va a ser negativo, los docentes no solo deberán hacer de porteros y sanitizar sino que deberán rediseñar la currícula del año que viene para poder empezar verdaderamente a avanzar en el desastre que se ha causado, desempeñándose en el transcurso en medio de una semipresencialidad y una virtualidad que nunca resultó. 

clasessdfs