Cacería de comunicadores

El Defensor del Pueblo (mandato vencido), Leonardo Gialluca, denunció a los periodistas (El Comercial, Radio Uno y Radio Parque), Leonardo Fernández Acosta y Julieta González por intimidación pública y presentó como prueba un programa de análisis político lo que de acuerdo a su interpretación constituía una violación del art. 211 del Código Penal lo que constituye una abierta Censura.

Opinión Por: leonardo fernández acosta 21 de agosto de 2021
gildoluca
Otra “perlita” nacional. Leonardo Gialluca haciendo méritos para lograr su tercera reelección. A Gildo Insfrán ya nada lo sorprende. La sumisión y obediencias de sus burócratas, es incuestionable. El costo del descrédito ante la sociedad, también.

Formosa es una provincia muy peculiar, donde el imperio de la Constitución rige según el humor del señor feudal, a veces hay pleno goce de los derechos y garantías, a veces no. Más aún en un contexto de pandemia, pero esto es solo un detalle.

La situación se pone peor cuando se trata de alguien manifiestamente opositor o independiente, en ese caso, “al enemigo ni justicia” es el principio de plomo, del manual peronista.

Ahora, la cuestión es que los "pejotistas" se ponen "amorosos en épocas de campaña", regalan todo tipo de dádivas, bolsistas, dinero y también en circunstancia del COVID 19, se atribuyen la potestad de la vacuna y utilizan todos los recursos públicos para la campaña de sus candidatos. “Somos los proveedores de todo lo que necesiten” es el mensaje a sus votantes clientelares, aunque siempre distribuyan mal y poco para muchos y pocos se queden con la mayor parte de miles de millones.

Administrar la provincia de Formosa consume gran parte de los 120 mil millones que llegan por Coparticipación, se gasta el 70% en sueldos y el resto va para el funcionamiento de todos los ministerios u organismos del estado, es decir la provincia desde que se modificó el reparto de la Coparticipación solo ha gastado el dinero de fondos nacionales en mantener el aparato estatal que, sin solución de continuidad, es el aparato clientelar de Gildo Insfrán.

 

Dinero para unos pocos

 

No ha habido crecimiento económico a pesar de ser una provincia subsidiada, no ha habido inversión, no ha habido desarrollo de industrias, todo lo contrario. A medida que llegan miles de millones más a la provincia, la única aguja que se mueve es la que indica como los aliados de la obra pública cartelizada se vuelven millonarios a la par de los funcionarios añosos del lagunense con él incluido. Se reactiva obra pública y los funcionarios de Insfrán andan contentos por la vida.

Pero sacando la mirada de lo económico, la gran bandera del séptuple gobernador de los formoseños, ha sido la justicia social y paradójicamente el instrumento más aceitado de cooptación de voluntades es la asistencia siempre insuficiente a los sectores más vulnerables.

 

Hospitales sin médicos

La inauguración de hospitales en toda la provincia llenaba la agenda del mandatario hasta la llegada de la pandemia. Cuando las moles de hormigón se inauguraban, tenían una atención regular de profesionales y auxiliares de la salud que cubrían una demanda mayor de la población de la que estos podían brindar con eficiencia y eficacia. Esto empeoraba en el interior.

Falta de médicos por lo poca atractivo de la oferta laboral debido a los bajos sueldos, falta de recursos por la mala administración del ex Ministro, Luis Décima, de todos los hospitales de la provincia, salvo del Alta Complejidad que parecía ser un negocio extraordinario hasta nuestros días.

Pero cuando llegó la pandemia, el eterno residente del quinto cayó en la cuenta que solo había inaugurado moles de cemento sin recursos humanos y logísticos en donde la mayoría de ellos había que proveerlos desde la gasa o el algodón hacia arriba.

Cuantiosos fallecidos

Sin embargo y por todo lo vivido en pandemia, el sistema sanitario es sinónimo de frustración. Se adaptó el interdistrital Evita para pacientes con COVID 19 pero los resultados fueron de todas maneras 1142 muertos, casi la misma cantidad que Corrientes, sin las restricciones carcelarias de Formosa y con el doble de población.

Pero como acostumbra a hacer el kirchnerismo, crea escenografías en donde solo importa lo que se ve, lo que sale en las fotos, por detrás todo se desmorona.

El sistema sanitario en localidades como Clorinda, pusieron y sacaron un tomógrafo que nunca funcionó y el que llevaron recién ahora, tiene que esperar la obra de construcción para ser instalado.

Hospitales sin recursos

Lomitas, Ingeniero Juárez, Laguna Blanca, Ibarreta, con hospitales deficitarios desde todo punto de vista hasta el día de hoy no tienen ni los recursos humanos ni los recursos logísticos para combatir el coronavirus. Todo se concentra en la ciudad de Formosa.

Fue así que la tragedia del coronavirus, sumó no solo la enfermedad en si, sino un sistema sanitario deficiente y a esto se agregó esta semana, la ausencia absoluta del estado en las comunidades aborígenes con el fallecimiento de un niño de 1 año por COVID 19.

En la conferencia de prensa de los mediodías informaron sobre la muerte de un niño de las comunidades aborígenes de El Potrillo de un año entre los fallecidos de las últimas 24 horas, sin embargo, omitieron de manera evidente su pertenencia a las comunidades originarias.

El ministro de Gobierno intentó realizar una actuación ensayando un quiebre emocional, que por supuesto no convenció a nadie y provocó un rechazo generalizado en las redes sociales. Cuando leía el parte, el particular funcionario actuó como quebrado al momento de la lectura del fallecimiento de la criatura y luego criticó a la oposición diciendo, "¿Como puede haber alguien que milite en contra de la vida?" con lo cual reforzó la vergonzosa actuación del funcionario más desacreditado del gobierno de Insfrán.

Desnutrición infantil

Pero el show para distraer, continuó luego con el Dr. Julián Bibolini, que cuando asumió que tenía que dar más precisiones, tuvo una respuesta ambigua que fue observada por el propio González, "Como en otras oportunidades no se va a hablar sobre un paciente en particular, no creo que sea necesario hablar para no tener injerencias, sobre todo desde donde viene este chico. No voy a dar particularidades sobre este chico". Antes Bibolini, con un fallecimiento anterior del primer niño fallecido de las comunidades aborígenes se encargó de aclarar: "Lo llevaron a un curandero".

El Dr. Mario Romero Bruno tomó la parada, pero también apelando a la generalidad sin especificar si se trataba de un niño de las comunidades aborígenes, "Esto nos tiene que servir como aprendizaje, lamentablemente doloroso del fallecimiento de un niño de un año. Esto puede abarcar a cualquier persona, si bien sabemos que en los niños es menor la cantidad de probabilidades que tengan infecciones, ocurren".

Pero lo cierto es que la ausencia del estado en las atenciones primarias de salud, ocasiona no solo las peores tasas de mortalidad infantil, materno infantil y desnutrición, sino que hay originarios que mueren por enfermedades perfectamente tratables o que se enferman de patologías prevenibles.

Comunidades abandonadas

Quien debería haber estado bajo estas circunstancias, aclarando sobre todo la situación sanitaria de las comunidades aborígenes, es nada menos que la Dra. Cristina Mirassou, subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales del 1° y 2° Nivel del Ministerio de Desarrollo Humano y que además maneja de manera certera, información sobre las causas de la mortalidad infantil en el oeste.

Pero ni el show del llanto pudo tapar, la terrible omisión de que el niño de las comunidades aborígenes pudo tener enfermedades de base o comorbilidades que con el COVID 19 desencadenaron su muerte, como por ejemplo la malnutrición o la desnutrición. Tampoco el show del llanto pudo tapar la ausencia de la candidata de la lista oficial del Frente de Todos, la Dra. Cristina Mirassou, que apareció después de iniciada la campaña y no faltó un día, hasta ayer donde el fallecimiento de una criatura, ocurría dentro de la competencia de su área en el Ministerio de Desarrollo Humano y del territorio político que comparte con su esposo el diputado, Roberto Vizcaíno Braida.

Pero de declaraciones de la desaparecida componente de la mesa del COVID, fue la Dra. Mirassou la que afirmó que Formosa tiene la tasa más alta de todo el país en desnutrición infantil, "12.2 por mil nacidos vivos" y el peor lugar de estos indicadores es Ingeniero Juárez. Para ella el mejor indicador de la historia de Formosa. Para los propios niños de las comunidades, la peor.

Campaña complicada

El barbado lagunense pidió en un acto del polideportivo provincial que sus candidatos salgan a comerse la calle porque su “pollo” no mide lo esperado, aún con todo el aparato detrás. "No es momento de tibios, porque a los tibios los vomita Dios. Vengo a decirle una vez más que pongámonos el barbijo y empecemos a ir casa por casa porque hay comprovincianos, compañeros, que por algunas razones están inquietos y están incomodos” (léase inquietos e incómodos como voto castigo)

El decano gobernador se sinceró respecto de la insuficiencia de su candidato explicándole a su público aplaudidor: “A ponerse las pilas porque me llegan mensajes de muchos lugares que dicen, "Nosotros vamos a votar al peronismo pero no conocemos a nuestros candidatos” confesó preocupado Insfrán.

El mandamás esta frustrado porque con la cantidad de millones que le proporcionó Alberto para la campaña, que “su” candidato mida mal es un desastre. Puede ocurrir que en estas elecciones,  la plata no alcance para superar la bronca.

La casa está en orden

Esta semana, uno de los candidatos de Frente “Estamos con vos” de la Dra. Gabriela Neme, fue detenido y trasladado a la provincia de Santa Fe por supuestas y reiteradas estafas con la venta de casas prefabricadas.

En principio la Dra. Neme intentó defenderlo a rajatabla como es su costumbre, pero luego, cayó en la cuenta que no era una maniobra del gildismo con el armado de causas, sino que se trataba de cerca de 12 familias estafadas en distintas partes del país con la denuncia radicada en Venado Tuerto y que el exhorto a Formosa lo había pedido el juez de ese lugar.

Inmediatamente, partió a continuar su campaña en el interior de la provincia. Apuntaló al Contador Bigatti, que rápidamente dijo que el detenido “no era importante” y que seguiría en la lista y recorrió varias localidades, mientras la policía de Santa Fe llegaba a la Comisaría Octava de la Nueva Formosa para trasladar en silencio a uno de sus candidatos suplentes hacia Venado Tuerto, tuerto pero no ciego.

Por su parte, el candidato del Frente Juntos por Formosa Libre, realiza esta semana un raid periodístico en medios nacionales y se reúne con la cúpula de Juntos por el Cambio. Fernando Carbajal mide bien en la provincia de Formosa y de manera anticipada, los dos candidatos de la oposición ya están listos para el acto electoral. A menos de un mes de las PASO, solo les resta encontrarse en un debate para que la gente los pueda evaluar juntos, y decidir cual de los dos los convence más.

Otra “perla” del régimen

El Defensor del Pueblo (mandato vencido),  Leonardo Gialluca, denunció a los periodistas (El Comercial, Radio Uno y Radio Parque), Leonardo Fernández Acosta y Julieta González por intimidación pública y presentó como prueba un programa de análisis político lo que de acuerdo a su interpretación constituía una violación del art. 211 del Código Penal.

El cuestionado Defensor, fue posesionado en el cargo el 16 de marzo del 2016 (reelegido), y su duración en el cargo es por 5 años. Una incógnita su permanencia en su función, dado  que su mandato está vencido, y no fue ratificado en el puesto ( por tercera vez),  por la Legislatura Provincial. (salvo que lo hayan hecho  en secreto y sin publicar).

No es la primera vez, que este peculiar funcionario del “gildismo”, cumple instrucciones de sus mandantes para atacar a medios independientes, sirviendo como “alfil” del quinto piso. Lo lamentable es que la justicia sea funcional a los beneficios de un burócrata muy cuestionado.

Increíble la actitud de la justicia provincial, que con celeridad, dio curso a la denuncia y el día viernes ambos informadores fueron advertidos que serían detenidos en la vía pública por la policía de la provincia de Formosa.

Sus abogados presentaron una eximición de prisión el día viernes (pero como es costumbre), con las causas armadas en la justicia provincial, las ordenes de arrestos llegan los fines de semana para que quien sea refractario del régimen se quede sábado y domingo preso.

Más allá de la fragilidad de la denuncia, lo grave es el ataque a la libertad de expresión y el intento de censura que el Defensor del Pueblo motoriza contra uno de los derechos humanos más tutelados por la Constitución y los tratados internacionales.

Ante el descontrol de los funcionarios gildistas, los organismos nacionales, presentarán este y otros casos en los foros internacionales.

El gobierno de Formosa ha hecho caso omiso de todos los repudios y advertencias, por los ataques de Gildo Insfrán a periodistas, durante todo el transcurso de la pandemia.

Por eso reafirmamos que Formosa es una provincia muy peculiar, donde el imperio de la Constitución y los Derechos Humanos, rige según el humor del señor feudal.

Te puede interesar

ADEPA: "La utilización del Código Penal contra periodistas es incompatible con la Constitución Nacional y los Derechos Humanos"

La utilización del Código Penal como respuesta estatal a los dichos de un periodista sobre cuestiones de interés público, es una alternativa absolutamente incompatible con la protección que la Constitución Nacional y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos brindan a la libertad de expresión y de prensa, y es, a su vez, una forma de empobrecer el debate público necesario para la convivencia democrática. 

adepa