Insfrán retrasa la inauguración de la autovía y cada vez hay más accidentes por la anarquía en la circulación

Con la autovía finalizada en el tramo de Nueva Pompeya hasta la Cruz, el retraso de la inauguración de la obra para las elecciones, causa innumerables accidentes por la mala señalización y la desidia de las autoridades.

Locales Por: leonardo fernández acosta 05 de septiembre de 2021
accidente I
El tramo desde Nueva Pompeya hasta la Cruz del Norte de la autovía está terminado pero el gobernador se obstina en hacer la inauguración cerca de las elecciones. Hubo muchos accidentes.

Como era previsible y ante la desidia de las autoridades tanto nacionales como provinciales,  se produjo otro accidente que podría haber tenido connotaciones graves, aunque no pasó de lesiones leves y daños materiales para los protagonistas por mera casualidad.

Este domingo por la siesta, un Renault Sandero chocó sobre la vía no habilitada de autopista, en circunstancia que no quedaron aclaradas, con daños en la parte izquierda del vehículo pero no es el primer accidente que ocurre y todos directamente relacionados a la no habilitación de las dos manos de la autovia que ya están terminadas desde la Nueva Pompeya hasta la Cruz.

El accidente se dio en el control de la policía de la provincia de Formosa, donde también tuvieron que acudir los bomberos para poder auxiliar a quienes venían viajando en el vehículo.

La obstinación del gobernador, Gildo Insfrán de retrasar la inauguración de la obra para las elecciones de noviembre de  algo extremadamente necesario y de alta necesidad, causa imprevisiones tanto por parte de la empresa, vialidad nacional, responsables por la señalización deficiente e improvisadas barreras hechas con conos, barriles y pedazos de guardarrail.

Por la noche el peligro es aún mayor porque no se ven las rotondas como corresponden con carteles que deberían alertar de manera luminosa y los choques se dan hasta de frente por las frenadas bruscas al encontrarse en plena ruta con vehículos circulando en la misma mano con direcciones contrarias no solo en las rotondas sino en la vía no habilitada.

Esta situación de potenciales accidentes se incrementan los fines de semana cuando el transito tiene a todas las familias saliendo a disfrutar el fin de semana a las distintas localidades de la provincia. Nuevamente y como en otras oportunidades ante la ausencia del estado la pregunta que cabe es ¿Están esperando un muerto?

Te puede interesar