La "deshilachada" Liga Federal de gobernadores se angustia al salir a la cancha sin su principal jugadora

Nacionales 07 de diciembre de 2022 Por leonardo fernández acosta
Gobernadores y gobernadoras oficialistas reaccionaron a destiempo y sin coordinación ante la condena a la vice y su sorpresivo anuncio. Internas y falta de eje. El fantasma de que les pase lo mismo.
Liga de gobernadores
No hubo coordinación para pronunciarse por la condena a CFK. El desconcierto ante el renunciamiento de CFK quedó en evidencia porque no hubo ni una alusión a esas palabras de la expresidenta.

A minutos del veredicto, un mandatario del norte preguntó en el grupo de /WhatsApp /de la Liga si se había previsto un documento en conjunto para repudiar la condena que todo el mundo daba por descontada y esperaba. La respuesta que recibió fue puro silencio. Insistió media hora más tarde, cuando comenzaron a mostrarse en las redes sociales los primeros pronunciamientos de apoyo a la vicepresidenta, pero la línea continuó en punto muerto.

Por esta razón, hubo tres gobernadores que se cortaron solos, en espejo con el jefe de Gabinete, *Juan Manzur*, y salieron al ruedo a mostrar su respaldo a CFK. En orden cronológico, fueron Ricardo Quintela, de La Rioja, que antes del fallo ya se había expresado; Raúl Jalil, de Catamarca; y Osvaldo Jaldo, de Tucumán. Pareciera que los cuatro han constituido un grupo aparte que funciona al mismo ritmo y con la precisión de un reloj suizo.

Recién unos minutos antes de la medianoche del martes un gobernador subió a la asamblea virtual el borrador de un documento que antes de la una de la madrugada fue compartido en simultáneo por Axel Kicillof, mandatario bonaerense, y Jorge Capitanich, gobernador del Chaco. El desconcierto ante el renunciamiento de CFK quedó en evidencia porque no hubo ni una alusión a esas palabras de la expresidenta.

Además, a diferencia de otras oportunidades, el documento titulado "Un hecho de enorme gravedad institucional que atenta contra la democracia" no fue acompañado con el listado de las autoridades provinciales que le dieron el acuerdo. Quintela, Jalil y Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, lo compartieron durante la mañana de este miércoles. Gildo Insfrán, de Formosa, y el massista Mariano Arcioni lo hicieron a primeras horas de la tarde.

La iniciativa de los cristinistas Kicillof y Capitanich no es nueva en el ámbito de las autoridades provinciales. Su cercanía con CFK muchas veces terminó alejando al grupo de mandatarios peronistas no K. Esas diferencias, con las que la Liga convivió en estos meses para mostrarse unida ante una Casa Rosada que no brindaba respuestas políticas, se agigantaron ahora en vísperas del año electoral.

Una fuente cercana a un mandatario reconoció que el clima preelectoral ya se instaló en las provincias y que, ante la falta de coordinación con la Casa Rosada sobre la conveniencia o no de desdoblar las elecciones locales, cada distrito comenzó a tomar sus propias decisiones para evitar el efecto arrastre, por si la situación económica no mejora y se avizora una eventual derrota del oficialismo en octubre del año que viene.

 El último encuentro de mandatarios y mandatarias fue en septiembre, en Chaco. Así, la Liga federal se muestra deshilachada a las puertas de un año electoral en el que el peronismo se encamina a salir a la cancha sin su principal jugadora. Fuente: Letra P

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar