Vuelve a sesionar la Legislatura Provincial para tratar el presupuesto mentiroso del 2022. Llueve sobre Formosa

Locales 17 de noviembre de 2021 Por leonardo fernández acosta
Después de meses de inactividad pero cobrando sus jugosas dietas, los legisladores formoseños vuelven a la rutina de la escribanía de gobierno para aprobar el presupuesto ficticio de Insfrán.
legislatura

En la mañana de hoy se reunió la Comisión N°2 de Asuntos Económicos, presidida por el diputado por el FdT, Jorge Román para tratar de manera formal, el presupuesto 2022 que se descarta tendrá despacho sin modificar una coma y será aprobado en la sesión de este jueves a la tarde por la mayoría de 22 diputados oficialistas y el rechazo de la minoría de 8 diputados opositores.

El presupuesto 2022 tendrá un volumen estimado de 150 mil millones de pesos, con un dolar oficial estimado a $105 cuando en realidad se calcula hasta $140 y una inflación promedio, también estimado en un irrisorio 33%, mientras que las cálculos de la Fundación Libertad y Progreso en el 2022 la inflación se ubicaría en torno al 60%, mientras que en un escenario pesimista, más cerca del 80%. 

El 70% al menos en la argumentación del presupuesto y como todos los años, será destinado al pago de sueldos y políticas asistenciales, es decir al mantenimiento del estado elefantiasico de Insfrán y a la saga el aparato que le asegura los triunfos electorales. Se estima que habrá un porcentaje mucho mayor para la obra pública pero no con las partidas extraordinarias de las que dispuso el gobierno de Formosa este 2021 que configuraron una sobre ejecución del 300% sobre lo pautado para el año en curso, gracias a su amistad en crisis con el presidente, Alberto Fernández y la huida de Cristina Kirchner para no afrontar la derrota electoral a nivel nacional, que no le contesta el teléfono a nadie.

Seguramente será el mismo diputado reelecto, Jorge Román, el que presentará el presupuesto como lo hace todos los años, ponderará la administración impecable de los recursos por parte del Poder Ejecutivo, hablará del superavit de más de 15 años en las cuentas, acto seguido pedirá que se prorrogue la emergencia económica para garantizarle impunidad crediticia al gobierno. Es decir que no pague las deudas contraídas o por juicios de toda índole.

Como fuera, el presupuesto va a tener nuevamente un tratamiento formal del cuerpo legislativo pero solo se trata de un dibujo porque en el articulado del proyecto de ley, los obedientes diputados oficialistas la otorgan atribuciones propias o naturales del Poder Legislativo de control al gobernador, que podrá cambiar absolutamente todo lo que se le ocurra dentro de esa Ley aprobada. 

En este último tramo de la labor de los diputados salientes, la Legislatura provincial, tiene la misma mecánica que tendrá la Legislatura provincial durante los próximos dos años, la de una escribanía de gobierno.

A pesar de la llegada de los nuevos diputados, solo cambiarán las caras, los debates pero no los resultados de hace más de un cuarto de siglo.

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar