Decadente: quien usurpara en los últimos meses la Defensoría del Pueblo, podría ser propuesto para otro 5 años

Locales 17 de noviembre de 2021 Por leonardo fernández acosta
Leonardo Gialluca, conocido hasta hace unos meses como Defensor del pueblo y luego como usurpador del cargo, volvería a desacreditar esa función por 5 años más.
gialluca
Gialluca cerraría 20 años con sueldos de privilegio, usurpando el cargo de Defensor del Pueblo y defendiendo al gobierno

Aportando al PJ como militante, con un pedido de juicio político, absolutamente repudiado por la sociedad de la ciudad capital, el Dr. Leonardo Gialluca podría ser propuesto por un periodo más y completaría los 20 años como Defensor del Pueblo, faltando a toda ética y moral después de sus nefastas intervenciones.

Usurpó el cargo desde el mes de marzo de este año, siguió firmando resoluciones e interviniendo cometiendo actos viciados de nulidad. No estuvo en una sola de las oportunidades en donde se violaron DDHH., la constitución nacional, en la salvaje represión del 5 de marzo, con la detención de menores, con la vejación y tortura de los mismos. Actuando en contra de los Comisarios corruptos.

Jamás el poco serio Gialluca, quien en una oportunidad reemplazó la cabeza en una foto y puso la suya con photoshop, para inventar que había estado en un encuentro nacional, o aquel que en una procesión de niñas del colegio Santa Isabel, se negó a esperar y siguió con su vehículo sin importarle la integridad de las alumnas, defendió al pueblo. Todo lo contrario, defendió al gobierno como única gestión conocida de este nefasto personaje.

Tiene en su haber el atacar a la prensa crítica, cuando inició una causa penal por encargo para detener sin aviso, a los periodistas más reconocidos de la ciudad en resistencia al regimen totalitario de Insfrán. Y el haber atacado a la Justicia Federal cuando esta tramitaba Habeas Corpus por las restricciones ilegales que volvieron a la provincia una cárcel.

La mayoría autómata de la Legislatura Provincial que no debería sino esperar el recambio, estaría por nombrar a este tipo de funcionarios serviles, en un organismo de la Constitución Nacional y a manera de burla  para enrostrarles a los ciudadanos de la ciudad de Formosa, que el poder lo mantiene Insfrán. Que él puede nombrar al peor, al más inútil, al más servil, como cuando Calígula nombró senador a su caballo.

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar