Marcelo Sosa, candidato oficial del gildismo, transformó dos viviendas del IPV en un chalet con quincho, pileta y cancha de fútbol cinco

Locales 28 de octubre de 2021 Por leonardo fernández acosta
Nada nuevo bajo el sol porque hay hasta jueces habitando viviendas del IPV, pudiendo tranquilamente acceder a créditos hipotecarios, más aún en el caso de Marcelo Sosa, que trabaja en un banco privado y que aparte se hace de fondos extras en las más de cinco campañas que ha realizado como candidato y que no ha ganado una sola.

El candidato , Marcelo Sosa, transformó dos viviendas del IPV en un chalet con quincho y pileta

El candidato a concejal por la "17 Militante" que acompañó a destajo la campaña del diputado y candidato a su reelección por el gildismo, Ramiro Fernández Patri, quien a su vez acompaña a María del Carmen "Petu" Argañaráz referente de la agrupación "Compromiso Formoseño" tendría construida un particular chalet en el barrio Nueva Formosa, nada menos que con dos viviendas sociales del IPV.

Evidentemente la relación con los recursos públicos del IPV, los que ahora aprovecha para enripiar calles junto a Argañaráz para promocionarse, también lo han favorecido siendo empleado bancario, no con una vivienda en el barrio Nueva Formosa, sino con dos.

Claro, como lo que debe pagar con la cuota de recupero debe resultarle muy barata, con cargos gerenciales dentro del banco y la simpatía del gobierno de Insfrán, seguramente los aprovecha para convertir una vivienda social en un chalet bacán, con pileta, quincho, cancha de fútbol cinco, ingresos por las dos calles. Un chiche costoso para un candidato que se manifiesta protector de los pobres.

Nada nuevo bajo el sol porque hay hasta jueces habitando viviendas del IPV, pudiendo tranquilamente acceder a créditos hipotecarios, más aún en el caso de Marcelo Sosa, que trabaja en un banco privado y que aparte se hace de fondos extras en las más de cinco campañas que ha realizado como candidato y que no ha ganado una sola.

Ahora con esta revelación del portal digital Ahora Litoral, no solo ha quedado muy mal él sino que arrastra a su cabeza de fórmula, repartiendo escases a los sectores mas vulnerables y aprovechando recursos destinados a los desplazados del sistema, para él mismo, con la transformación de una o dos viviendas nacionales y populares en un chalecito no para todos y todas sino para pocos y pocas, eso si, con plata de todos.

petu

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar