Variante Ómicron: con o sin apertura de las fronteras con Paraguay el riesgo no disminuye

Locales 02 de diciembre de 2021 Por leonardo fernández acosta
Los límites de la provincia con la república del Paraguay son virtualmente un colador y hay más de 500 kilómetros en toda la provincia sin los recursos humanos o logísticos para controlarlos.
puente
Hay más de 50 puentes clandestinos solamente en la barrera del Barrio 25 de mayo en Clorinda hacia Nanawa Paraguay

A pesar de la versión oficial del gobierno de la provincia de Formosa, responsabilizando a los amparos en la justicia federal, a un juez federal, a la oposición o a los gastronómicos entre otros, de la explosión de casos a principios de este año de coronavirus, por el seguimiento de los casos, los contagios comunitarios aparecieron por dos puntos relevantes, la frontera con el Paraguay y los límites en el oeste con la provincia de Salta y Chaco.

Aún con la frontera cerrada, los pasos clandestinos con mayor o menor vigilancia de las fuerzas de seguridad nacionales o la policía de la provincia, eran imposibles de controlar por su gran extensión. De hecho los pasos más populares por su intenso tráfico, seguían funcionando, en menor medida, pero lo seguían haciendo.

La realidad es que no ha habido un solo gobierno que haya tomado en serio las fronteras durante años y a esto se le suma la complicidad de organismos públicos en generar verdaderas zonas liberadas por el inmenso negocio del narcotráfico y el contrabando. Por lo que los resultados respecto de una nueva variante desde el Brasil, donde ya se ha detectado la Ómicron, que transcurrirá el mismo recorrido que todas las demás variantes con un gobierno provincial y nacional incompetentes para el control de fronteras, salvo claro que el COVID 19 y su portador decida pasar por los pasos fronterizos habilitados".

En la ciudad de Formosa por diversos lugares como El Mangal, Isla 9 o hacia el sector de Banco Payaguá a unos 20 kilómetros del casco urbano. Colonia Aquino o Colonia Cano por donde de manera recurrente pasaron los ciudadanos paraguayos que vinieron a votar en las elecciones, lo podrían volver a hacer en cualquier oportunidad.

En la ciudad de Clorinda por la propia barrera en el barrio 25 de mayo, donde debe haber cerca de 50 puentes clandestinos realizados con "Palets" que así como los desarma Gendarmería Nacional, se vuelven a armar en cuestión de horas por la poca profundidad del río que hace de límite natural. Además hay botes que sencillamente están en costa de la ciudad paraguaya de Nanawa y tienen un amarre mediante una soga a la costa argentina de la segunda ciudad formoseña. De la misma manera en el Barrio El Porteño, muy cerca del  complejo fronterizo, San Ignacio de Loyola, el cruce clandestino con embarcaciones clandestinas se realiza con controles casi nulos.

botes atados

Lo mismo ocurre en la  zona de Puerto Pilcomayo, donde los controles de Prefectura Naval, no llegan a cubrir los kilómetros de ríos y riachos por donde los contrabandistas se mueven, conociendo perfectamente los recursos en lanchas y personal del personal de las fuerzas de seguridad argentino.

De hecho la muestra más evidente del descontrol en las fronteras, es el millonario contrabando de productos argentinos que pueden encontrarse en la frontera o de igual manera en la ciudad de Asunción, República del Paraguay, por lo que por las mismas rutas por donde pasa el contrabando, el narcotráfico, la trata de personas o los delincuentes en fuga, pasan también las personas portadoras de COVID 19 con todas sus variantes.

puentes II

De hecho el riesgo de la frontera, fue reconocida por uno de los miembros del Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID 19, Dr. Mario Romero Bruno, que aseguró, "Nuestro mayor riesgo es ser una provincia limítrofe, hay que ver cuáles son las medidas que pueda tomar Paraguay respecto a esta situación, siempre está 
la vigilancia y atención” subrayó. 

Pero la realidad es que no ha habido un solo gobierno que haya tomado en serio las fronteras durante años y a esto se le suma la complicidad  de organismos públicos en generar verdaderas zonas liberadas por el inmenso negocio del narcotráfico y el contrabando. Por lo que los resultados respecto de una nueva variante desde el Brasil, donde ya se ha detectado la Ómicron, transcurrirá el mismo recorrido que todas las demás variantes con un gobierno provincial y nacional incompetentes para el control de fronteras, salvo claro que el COVID 19 y su portador decida pasar por los pasos fronterizos habilitados.

ciudad asu

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar