Banco Formosa S.A.: Nueva APP para homebanking pero las mismas mañas

Locales 04 de marzo de 2022 Por leonardo fernández acosta
El agente financiero del gobierno de la provincia de Formosa, obligó a sus clientes cautivos a cambiarse a una APP nueva con la promesa de un mejor servicio de Homebanking pero todo fue igual o peor.
banco
La tecnología avanza pero los vicios son los mismos

La cartera de clientes del Banco Formosa S.A., guardan una particular característica: la mayoría son empleados públicos de la provincia que perciben sus sueldos a través de cajas de ahorro. A partir de esta situación casi compulsiva, el banco puede ofrecer créditos a tasas altas, tarjetas de crédito, tarjetas de débito, seguros y todo tipo de operaciones que tarde o temprano terminan expoliando de manera progresiva los magros haberes de los trabajadores.

Lo que en principio son beneficios, luego aparecen los perjuicios porque entre débitos anticipados, cobro de intereses y otros descuentos inexplicables, el titular de la caja de ahorro tiene temor de dejar un solo centavo que en término de horas desaparece de la cuenta con algún código inentendible. Y para reclamar tiene que pedir un turno o soportar horas de espera en las sucursales, tratandosé paradojicamente del dinero personal de cada uno de los clientes.

En el último mes, el agente financiero del gobierno de la provincia, obligó a sus clientes a migrar a una nueva APP para operar con el Homebanking, la cual sería más versatil, de mayor rapidez y eficiencia o más agradable a la vista para operar con el celular con fecha límite el 30 de abril.

Ahora los empleados públicos se encuentran con que solo pueden sacar sumas redondas de a quinientos pesos por lo que si les quedan cifras menores, probablemente pasen a mejor vida en el transcurso de las horas. Muchos optan por gastarlos con el débito o de cualquier manera antes que se lo descuenten sin explicación.

El viejo homebanking no era problemático, solo tenia los vicios respecto del manoseo de cuentas del Banco Formosa como por ejemplo, no permitir la extracción de efectivo hasta no descontarles el mínimo de la tarjeta, no permitir transferencias a otras cuentas por la misma razón y esas circunstancias eran las que mejorarían con la nueva propuesta electrónica.

Pero después de pasar por los engorrosos trámites para poder operar, el nuevo Homebanking del Banco Formosa S.A., vino con exactamente los mismos problemas que el anterior: no permite las transferencias a otras cuentas, retiene los totalidad de los fondos inexplicablemente, aún si los descuentos por los diversos servicios no han operado o si importan una menor cantidad de dinero.

A esto se le siguen sumando los descuentos misteriosos o débitos con códigos inexplicables y lejos de mejorar, ahora los empleados públicos se encuentran con que solo pueden sacar sumas redondas de a quinientos pesos por lo que si les quedan cifras menores, probablemente pasen a mejor vida en el transcurso de las horas. Muchos optan por gastarlos con el débito o de cualquier manera antes que se lo descuenten sin explicación.

Otra publicidad engañosa es la de un ofrecimiento de un seguro en el cajero automático que solo tiene una vigencia de 24 horas con una cobertura efímera y que aparece en el medio de las operaciones obligatorias por Si o por No, por lo que hay personas que han contratado este servicio solo por error.

Hay numerosas presentaciones administrativas y que llegaron a la justicia respecto de la inseguridad jurídica del manejo de cuentas privadas por parte del Banco Formosa S.A. pero la cuestión es que aún con la modernidad de los servicios informáticos, los problemas por la desaparición de fondos en las cajas de ahorro de la entidad o la imposibilidad de poder disponer de los mismos sigue igual o peor que antes.

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar