"Por Nuestra Gente Todo": La patota de Tafetani, militantes del concejal, Hugo García y la zona liberada por la policía de la provincia impidieron el trabajo del periodismo

Locales 04 de junio de 2022 Por leonardo fernández acosta
"Fuimos a cubrir el operativo y nos encontramos con otro operativo exclusivamente previsto para impedir violentamente nuestro acceso a la Escuela Nº 532, "Dr. René Favaloro", con más un centenar de policías de la Brigada de Informaciones y nuestras fotografías en los celulares de una "Patota" dirigida por el dirigente peronista, Daniel Tafetani, quien nos amenazó violentamente con un grupo de fascinerosos contando con la complicidad de la policía de la provincia que dejó la zona liberada" expresaron los periodistas.
tafetani
A la exhibición de las credenciales de prensa Tafetani dijo, “Podés tener 20 credenciales pero acá no vas a entrar, quédate tranquilo”.

Este sábado por la mañana cerca de las 8 horas en la escuela N° 532, "René Favaloro" del Barrio Divino Niño, donde se llevó a cabo el Operativo Por Nuestra Gente Todo, el periodista, Leonardo Fernández Acosta de El Comercial, junto a la periodista de Radio Parque, Julieta González, fueron impedidos de ingresar por una patota al mando de Daniel Tafetani. 

Tafetani dijo que ninguno de los dos ingresaría porque según él, venían a "provocar", impidiendo de manera violenta el ingreso de ambos periodistas. Se retiró pero dejó a tres patoteros que durante toda la mañana siguieron cada movimiento de los trabajadores de prensa. A la exhibición de las credenciales de prensa Tafetani dijo, "Podés tener 20 credenciales pero acá no vas a entrar, quédate tranquilo".

 
En un momento, a los fascinerosos se sumaron otras seis o siete personas, entre ellas mujeres que amenazaron con robar los celulares con los que se transmitía en vivo. Varios de ellos identificados como de la Agrupación "Por Siempre Compañero del Concejal capitalino", Hugo Cacho García, quien hacía de anfitrión del operativo junto a Tafetani.

Los periodistas pudieron comprobar que este "grupo de tareas"  se pasaban entre ellos por el wathsapp las fotos de ambos para impedirles trabajar dentro del colegio, que por otra parte era un edificio público.

El lugar estaba minado de policías de civil y uniformados pero ninguno intervino ante la actitud de coartar la libertad de trabajar de los periodistas. Inclusive a quienes venían como periodistas independientes les preguntaban si tenían alguna relación con González y Fernández Acosta para no dejarlos pasar.

Al respecto, Fernández Acosta, dijo que hablaron con el propio jefe de la policía de la provincia de Formosa, Walter Arroyo, quien de manera inentendible dijo que, "El solo se encargaba de la seguridad exterior, que si la organización consideraba el prohibirles el ingreso, él no tenía que ver, a lo que le respondí que estaba incumpliendo sus deberes de funcionario público y sería denunciado. En ese momento viene un militante de la patota y lo lleva abrazado hacia dentro del edificio escolar, liberando el lugar a la patota. Increíble".

 
Continuó relatando que: "Aparece el Comisario, Carlos Vera, a quien le mostramos el acoso de los patoteros e increíblemente cuando se acercaba para hablar fue tirado del brazo y otro militante se lo llevó abrazado hacia otra entrada del colegio".

Explicó que: "Los funcionarios para evitarnos, porque evidentemente sabían que íbamos a estar para realizar nuestro trabajo, entraron por un costado. El titular del ente binacional, Yacyreta, Fernando Devido, huyó cuando lo llamamos. El diputado Ramiro Fernández Patri dio una entrevista de media hora a un canal del gobierno y cuando quisimos entrevistarlo también huyó con policías que lo llevaban del brazo. Algo realmente vergonzoso".

 
"Con Julieta estamos evaluando las presentaciones judiciales por la violación de un derecho constitucional como es la libertad de prensa pero como siempre primero estamos chequeando cada imagen del video en vivo, en donde toda la gente pudo seguir la mafia que nos acosó toda la mañana y como la policía liberó la zona. Cualquier patotero está por sobre el jefe de la policía" sentenció Fernández Acosta.

Ambos periodistas emitieron un comunicado por las amenazas constantes que vivieron, inclusive cuando se fueron de tres sujetos que los siguieron hasta el auto y los insultaron al irse.

"Por este medio denunciamos el grave atentado contra la libertad de prensa, libertad de expresión, el cercenamiento del derecho a trabajar, mediante amenazas, intimidación, amedrentamiento por parte de las fuerzas parapoliciales del gobierno de Gildo Insfrán. 

Fuimos a cubrir el Operativo "Por Nuestra Gente Todo" y nos encontramos con un Operativo exclusivamente previsto para impedir violentamente nuestro acceso a la Escuela Nº 532, "Dr. René Favaloro", con más un centenar de policías de la Brigada de Informaciones y nuestras fotografías en los celulares de una "Patota" dirigida por el dirigente peronista, Daniel Tafetani, quien nos amenazó violentamente con un grupo de fascinerosos contando con la complicidad de la policía de la provincia que dejó la zona liberada. 

El propio jefe de la policía, Comisario General, Walter R. Arroyo, dijo que él no era responsable ni era su jurisdicción siendo la escuela un edificio público, omitiendo así intervenir para garantizar nuestra seguridad y nuestro derecho a trabajar, dejándonos a merced de los violentos. 

A partir de la orden de Tafetani, nuestra integridad se puso en riesgo por numerosas personas que inclusive llegaron a sugerir que nos robarían los celulares y también que nos desafiaban a pelear en la esquina, quedando registrado absolutamente todo en la transmisión en vivo. 

Durante 40 minutos fuimos rodeados y perseguidos por la patota parapolicial de Tafetani que nos siguió hasta nuestro vehículo, grabándonos con los celulares de manera intimidatoria, cuando finalmente nos retiramos del lugar bajo insultos de todo tipo por estas personas. 

Mediante la presente, responsabilizamos al gobernador Gildo Insfran, al Jefe de la Policía, Walter Rene Arroyo, al Ministro de Seguridad, Jorge A. González,  de lo que nos pueda llegar a pasar, tanto a nosotros, a nuestro equipo y a nuestra familia ante las amenazas contra nuestra vida e integridad física que hemos recibido constantemente de estos patoteros. 

No permitiremos que abiertamente se ataque a la libertad de expresión violando los derechos humanos que nos ampara la Constitución Nacional. Cualquier acto que atente contra la libertad es un ataque directo al sistema republicano de gobierno y a la democracia". 

leonardo fernández acosta

Licenciado en Comunicación Social UNLP

Te puede interesar